La verdad sufre si es sometida a un análisis excesivo.

Publicado en por kaaba.over-blog.es

Madrid. Sábado 14 de abril.

La verdad sufre si es sometida a un análisis excesivo.

 

D

os hombres estaban junto a una máquina de café, en la sala de descanso de la tercera planta del recién acondicionado, CNI (centro nacional de inteligencia).

 

—Le felicito… Le enviamos para que nos informara de lo que había ocurrido en ese pueblo. Le proporcionamos las autorizaciones para que se introdujera en el grupo que tenia que trasladar los archivos. Y su informe no revela nada que no supiéramos. Se suponía que era el mejor interpretando información.

 

—Señor, estuve controlado intensivamente en todo momento. Todos los documentos estaban dentro de carpetas y no hacían reseña de fechas o departamentos. Las referencias con los que estaban organizados los archivos eran alfanuméricas; similares a las que se utilizan para clasificar libros en las bibliotecas pero no conseguí relacionar las referencias con ningún código que me permitiera intuir la información que contenían.

 

—Hemos perdido la única oportunidad que teníamos de averiguar quienes eran esas personas y que hacían en esa fábrica. En su informe señor Ángel, no hemos encontrado nada que nos sea ni remotamente útil. Si está usted aquí es para que aporte algún detalle que no conste en su informe.

 

—Le diré lo que no consta en mi informe. ¿Cómo es posible, que agencias de países extranjeros, entren en nuestro territorio, efectúen actos de dudosa legalidad y salgan alegremente sin dar explicaciones de sus actividades? ¿Por que les proporcionamos todos nuestros recursos sin límite? Limpiamos toda su mierda y tenemos que escarbar en ella a escondidas para saber a que han venido.

 

—Eso es algo que está por encima de sus competencias y haría bien en no excederlas.

 

—Usted ya sabe que el trabajo que he realizado también excedía mis competencias. No soy un agente de operaciones mi labor se desarrolla en un despacho, espero que no confié en que colabore con usted en otra operación parecida.

—Olvide su pose de orgullo herido los dos sabemos en que consiste su trabajo.

Señor Ángel Corpus. ¿Me quiere hacer creer que es usted un ingenuo?

 

— Señor si quiere discutir algún capítulo de mi informe hágalo.  Si no tiene nada más que decirme tengo trabajo pendiente.

 

A pesar de no obtener resultados el trabajo fue impecable y el superior de Ángel lo sabia, pero seguía el protocolo de reproches que el mismo había recibido de sus superiores.

 

—En unos días le harán una visita y quedara oficialmente relevado de este caso. Puede que yo no este de acuerdo con todas sus ideas pero si en la esencia. No interesa que se deje ver por la central alguien podría identificarle así que dudo que la asignemos alguna investigación durante un tiempo. Teniendo en cuenta que sus vacaciones empiezan el próximo mes va a tener mucho tiempo libre. Supongo que  si actúa con discreción nada le impedirá hacer averiguaciones, sobre el porque se está concentrando tanta actividad en el Maresme catalán. En caso de necesidad  sabrá como acceder a los fondos de nuestra sección.

 

—Estoy deseando salir a navegar.

 

—Le ruego que se abstenga de realizar cualquier acción directa. Consiga colaboradores externos, e infórmeme si ocurriese algo relevante. Cuídese señor Corpus y disfrute de sus “vacaciones”.

 

***

Etiquetado en L1 01 Contacto

Comentar este post