Los sueños son sumamente importantes. Nada se hace sin que antes se imagine

Publicado en por Fran Borg

cenefa 

Los sueños son sumamente importantes. Nada se hace sin que antes se imagine

 

T

odo estaba oscuro Pipi y Pilar escucharon la voz que les hablabason.JPG

 

—Debéis permanecer aquí a la espera del mensajero, el se ocupara de vosotras. A partir de ahora ya podéis abrir los ojos.

Estaban solas en una sala con paredes de piedra no sabían como habían llegado. Dos grandes ventanales dejaban entrar la luz tamizada por unas celosías de intrincados polígonos estrellados. El interior estaba vestido con alfombras y estores, varias palomas se paseaban libremente mientras que un gato atigrado en apariencia adormiscado acomodado en un cojín acechaba con su mirada un pichón que mostraba orgulloso su pecho de un brillante verde esmeralda.

Tras contemplar la estancia sin cruzar ninguna palabra se sentaron arrodilladas junto a una de las varias mesas bajas diseminadas todas contenían algún libro o material de escritura Un anciano entró en la habitación. Vestía una túnica blancuzca de algodón una larga y densa barba los ojos pequeños y los parpados apenas abiertos y un turbante que dobla el volumen de su cabeza

 

arem—Salaam Alaikúm

 

—¿?

 

—Deú bos guard

 

—¿?

 

—La educación no debe ser acumulada de manera egoísta. “Si se tiene…” debe hacerse uso de ella de forma generosa.

 

— ¿Buenos días?

 

—Bien, ya es algo—. El anciano observaba como un abuelo mira a sus nietos con la conciencia que las dos mujeres que tenia frente a el, eran la siguiente generación encargada de transmitir su legado milenario.

 

pp1.JPG—Mi nombre es Maalak. Hace ochenta años que estoy preparándome para este día. A lo largo de vuestra vida e estado cerca de vosotras en las formas mas diversas os he echo llegar la información y los elementos que han provocado los acontecimientos que os han conducido a este lugar. Seréis iniciadas para recibir el alaka. Sabiendo que he cumplido la obra que a dado sentido a mi existencia, moriré en paz.

¿Creéis en la existencia de los Ángeles—? Pilar y Pipi no respondieron en sus caras se veía claramente su indecisión

El anciano empezó a hablar pausadamente, con la intención de que lo que tenía que decir fuese más fácil de comprender.

 

—Los no creyentes se niegan a creer en Dios, en Sus ángeles, y en sus revelaciones. Ellos sólo creen en cosas materiales. Para ellos, es más práctico creer en lo que uno ve y en lo material.

 Esa gente con mentalidad práctica y está ciega a la realidad que Dios otorgó a los ojos de los niños, profetas, santos, y creyentes “el poder de ver”.

A ellos se les dio ese poder para ver y sentir a los seres angélicos que residen entre nosotros y para visualizar estas cosas espirituales.

Cuando vemos cosas así con ojos creyentes, nos convertimos en receptores, tomando claramente las imágenes enviadas por los emisarios espirituales.

Los visualizamos como figuras reales, no falsas, en nuestras vidas diarias.

Los ángeles son creados de luz, los seres humanos de agua y tierra y los jinn (demonios), de fuego.

El ser humano está hecho de espíritu, alma, y cuerpo, o luz, fuego, y barro.

El Ruh (espíritu) es una sustancia luminosa y clara semejante a los ángeles y por ello podemos decir que todos los seres humanos llevan una naturaleza angélica en sí mismos.

El alma es la suma total de las facultades humanas que están situadas entre la luz y la oscuridad, o entre el espíritu y el cuerpo, y este es el dominio del "fuego" del cuál los jinn fueron creados. Satán,  es un jinn, que surtió de su esencia  la sangre de cada ser humano.

 

— ¿Qué son los ángeles—? Pregunto Pipi casi en un susurro.

 

El cuerpo del anciano se irguió como queriendo recuperar el aspecto de un cuerpo joven y sus ojos empezaron a brillar.

 angel.JPG

—Los ángeles son la esperanza de la humanidad. Ellos son la fuente de luz y de energía de la creación. Ellos son las luces de todo buscador, el oasis en todo desierto, las olas en todo océano, el manantial de todo río, el cristal de todo diamante. Son el rocío del cielo en cada hoja. Son la vida en cada gota de sangre de los seres animados, el impulso contenido en cada célula viva. Son la fuerza conductora de las constelaciones y las galaxias. Son las estrellas, los soles y las lunas en cada firmamento. Los universos nadan en sus órbitas. Ellos son los superpoderes conocidos por todas las tradiciones, creencias y filosofías.

Los ángeles toman cualquier forma que ellos deseen en el mundo físico en cualquier momento o lugar. De igual manera que el agua cristalina toma la forma de la taza en la que es vertida.

 

Los ángeles pueden tomar la forma de cualquier creación que ellos visiten. No conservan su total forma de luz original cuando son enviados a los seres humanos.

 

Los ángeles pueden aparecer como pájaros, como seres humanos o como una forma de luz..., como un arco iris adornando el cielo. Tienen mente y corazón, pero no tienen voluntad ni otro deseo que el de servir y obedecer a Dios. Nunca son demasiado orgullosos como para no obedecerlo.

 

Los ángeles alaban día y noche sin fatiga. No necesitan dormir, ya que sus ojos nunca se cansan. No conocen la distracción. Su atención nunca cesa. Su alimento es la glorificación a Dios. Su bebida es santificar y magnificarlo a Él. Su intimidad reside en la llamada a su Señor a través del canto de himnos y alabanzas. Su placer es servirlo a Él. Están libres de cualquier traba psicológica. No sufren cambios de humor.

 

Los ángeles habitan los planetas en movimiento, la estrella polar y todas las estrellas fijas de todas las galaxias. Las órbitas son como sus cuerpos cuyos corazones son los planetas. Los movimientos de estos planetas en sus órbitas son la causa de los cambios en la Tierra. Los movimientos de los ángeles en este universo tienen una influencia en los estados de los seres humanos. De los movimientos de estos ángeles, por orden de Dios, dependen las relaciones entre los movimientos de las galaxias. La transmisión de señales, incluso a millones de años luz de distancia de nosotros, afectan los diversos estados de la naturaleza humana. De esta forma, el mundo celestial siempre mantiene influencia sobre el mundo terrenal.

 

Los ángeles habitan el Paraíso y en los siete cielos. Son más devotos que los seres humanos porque fueronin.JPG creados antes que ellos con facultades mayores y más poderosas. Son más compasivos que los seres humanos, porque son inocentes e incapaces de caer en errores o equivocaciones. Nunca piden perdón para sí mismos, sino siempre por los seres humanos. Esto nos muestra lo mucho que nosotros les importamos y hasta que punto Dios los creó para que cuiden de nosotros. Dios hizo de ellos nuestros guardianes, porque un guardián es más perfecto que aquél a quien cuida.

 

—No quiero ofenderle pero no creo que ningún espíritu este pendiente de mi. Solo yo soy responsable de mi misma y pretendo seguir siéndolo. Mi fé esta en mis propias cualidades y en lo que puedo comprender. Nunca mostrare gratitud a un dios que en la misma proporción que da te quita.

 

—Dios quiere al hombre y lo deja libre para que descubriendo sus prodigios glorifique al creador, por eso dios no castiga a los ingenuos que adoran falsos dioses porque solo uno es el Dios y en su infinita bondad comparte su creación. Es justo que dudéis y mi trabajo es que comprendáis así podréis confiar. Una de vosotras será la voz, la guía, el catalizador que permita que el hombre alcance el estado que le corresponde en la creación.

Pipi no salía de su asombro y permanecía callada Pilar en cambio estaba dispuesta a replicar.

 

—Calla—. Dijo el anciano.

—Solo la ignorancia hace hablar al necio. En el camino a la sabiduría, el primer paso es silencio; el segundo, escuchar; el tercero, recordar; el cuarto, practicar; el quinto, enseñar a otros. Escucha pues…

El sol nunca brilla voluntariamente, sino que es obligado e incitado por setenta mil ángeles a cada momento. Estos ángeles se dirigen al sol con palabras muy duras, diciendo: "¿Brillarás o deberemos golpearte y apedrearte?"

Pero el sol contesta: "¿Cómo puedo brillar cuando sé que yo debería ser alabado en lugar del Creador?"

Los ángeles continúan: ¡El Señor te ordena brillar, por lo tanto brilla!" Esto ocurre continuamente, ya que el sol siempre está brillando en algún lugar, y a veces los ángeles tienen que hacer realidad sus amenazas. Por eso el sol es "apedreado" con asteroides que caen dentro de él, provocando inmensos incendios y formando cráteres enormes. Los espíritus de los seres humanos pueden ser descritos como átomos dentro del mundo celestial, y sus cuerpos como las casas de sus espíritus. Ahora bien, la casa tiene un estado y el habitante de la casa tiene un estado diferente. Es claro, que el habitante es más honorable que la casa, ya que la grandeza de la casa depende de su habitante. Una condición para entrar en el Paraíso es ser recibido en primer lugar por los Ángeles. Dios hizo que los saludos de los ángeles en las puertas del paraíso fuesen necesarios

para los hombres: cuando sus espíritus entran en contacto con el poder angélico. Esto los eleva a un estado superior y les produce una gran felicidad. Por lo tanto, sin la fuerza celestial de los ángeles, el espíritu de los seres humanos no puede alcanzar la felicidad eterna. A continuación tiene lugar   la Revelación, en ese momento el espíritu penetra ya dotado de atributos angélicos. Luego Dios hace del espíritu, un nuevo mensajero para; Sus continuas creaciones. A los nuevos mensajeros se les concede la felicidad de vivir en el Paraíso y de disfrutar de la visión de su Señor.

Los elementos y las cualidades de los seres humanos y de otros objetos creados en la tierra, varían de acuerdo a sus respectivas distancias de la fuente de poder angélico. Por lo tanto, encontramos diferencias entre los seresextretor.JPG humanos, aunque sus cuerpos son similares. Esto se debe, a que ellos difieren respecto a sus conexiones con los ángeles.

 

—Yo no creo en Dios y Pipi tampoco —.Pipi le dio disimuladamente con el codo a pilar, con la intención de que fuese más diplomática con el abuelo.

—Todos los pueblos deben sumisión al único dios. Vosotras también, él os ha elegido. Es necesario que conozcáis su verdadera naturaleza.

Los soberbios utilizan las leyes divinas como si únicamente estuvieran dictadas para una elite de la que ellos creen formar parte. Desprecian al resto de la humanidad al que contemplan como una subespecie de hijos bastardos.

Imponen la sumisión al hombre predicando que dios al bajar a la tierra hecho hombre. Les dio derecho crear un ejercito. Formado por falsos hijos del dios hombre. Cuyo único fin es obtener la gloria en la tierra, Oprimiendo a sus seguidores y aplastando a sus opositores.

Los que disfrutan de la materia la luz la vida tal cual sin planteare el sentido de su existencia ignorando que son portadores de un don que los diferencia de otros seres vivos y renuncian a someterse al dios creador son excluidos del juicio, al final de sus días. Ya que si te apartas del camino que debes seguir dios juzgara tus actos. Si nunca has seguido el camino no mereces ser juzgado. Solo cuando la sumisión a dios es integra y te sometes a sus deseos estas mas cerca de El.

En realidad, las diferencias no están en los cuerpos, sino en los atributos y características espirituales de los seres humanos.

Los seres humanos poseen desde la niñez ó bien las características de bondad y santidad, ó las de maldad y extravío. Esa es verdaderamente una imagen real de la "vestimenta" espiritual de los seres humanos y sus jerarquías: uno recibe un poder angélico, mientras que el otro no. Esto es lo que hace que uno sea mejor que el otro, al igual que los diamantes son superiores a las esmeraldas, que a su vez son mejores que los zafiros, y éstos, mejores que los rubíes. Todas éstas son joyas preciosas, pero varían en su excelencia.

 

***

Etiquetado en L1 03 Percepción

Comentar este post