No sabemos lo que el futuro tiene para nosotros, pero sí sabemos quién tiene el futuro en sus manos.

Publicado en por Fran Borg

Barcelona miércoles, 23 de mayo.

No sabemos lo que el futuro tiene para nosotros, pero sí sabemos quién tiene el futuro en sus manos.

 

S

ergi y Francisco se habían reunido con Ángel en un restaurante  del centro comercial Diagonal Mar, eran las tres de la tarde y por ser día laborable apenas había gente.

 

—Una ambulancia recogió a Pipi y a Pilar nosotros las seguimos en un vehículo militar. Nos llevaron a la enfermería del aeropuerto tras asegurarse que no teníamos heridas de consideración nos embarcaron. A pesar de las protestas no conseguimos verlas nos explicaron que iban a mandar a Pilar y a Pipi en un mini jet acondicionado como ambulancia, pero que no podían subir acompañantes por que todas las plazas estaban ocupadas por la tripulación y dos enfermos mas, por lo que el espacio quedaba reducido y no se podía prescindir de ninguno de los sanitarios que componían la flota.

El intérprete, nos aseguro que se ocuparían del embarque de nuestros equipajes, nos despreocupamos de lasport.JPG bolsas. Nuestra preocupación era que Pilar Pipi volaran en dirección a España en el avión ambulancia esa misma noche. El intérprete dijo que se estaban poniendo en contacto con el consulado de Israel, que allí nos entregarían nuestros informes médicos y nos informarían cuando y donde aterrizarían con nuestras esposas. De hecho vimos como en la pista preparaban el avión.

Treinta minutos más tarde nos embarcábamos eran las once menos cuarto cuando salimos los tres del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv hacia Amman.

Fue ahí donde cesar desapareció. De repente ya no estaba. Partimos nosotros dos a las tres menos veinte en dirección a Austria donde cogimos el tercer avión dirección a Barcelona al llegar sobre la una de la madrugada nadie nos esperaba ni se pusieron en contacto con nosotros como nos habían  asegurado.

exit.JPGEn la aduana Española dos policías de paisano se identificaron y nos hicieron salir de la cola nos acompañaron a una oficina allí nos hicieron varias preguntas sobre nuestra estancia en Israel. Tras explicarles lo sucedido nos dijeron que esperásemos fuera unos minutos, nos hicieron salir por una segunda puerta que para nuestra sorpresa daba al otro lado del control de la aduana. Estábamos en la calle a pesar de lo extraño de la situación decidimos esperar veinte minutos antes de llamar a la puerta nadie salio ni contesto. Nos Fuimos a casa; en el estado mental en el que nos encontrábamos nos pareció lo más acertado.

A la mañana siguiente tras esperar en vano una llamada durante toda la noche buscamos la dirección de la embajada. Descubrimos, que no existe ninguna embajada, ni consulado de Israel, en Barcelona.

Llamamos al consulado en Madrid y muy educadamente nos dijeron que no sabían de que les estábamos ablando y que no volviésemos a molestares.

 

—No se como puedo ayudaros por el momento—. Ángel buscaba una solución para que el caso tuviera una vía legal y oficial. Miraba concentrado los posos de su café.

 

—Israel no reconoce vuestra salida de su territorio. Si presentáis una denuncia, tal como ocurrieron los hechos las autoridades españolas no pueden hacer nada. Sin un pasaporte ni informes médicos ni nada que acredite la salida de Tel Aviv no podemos pedir explicaciones a Israel.

Os recomiendo no insistir demasiado. Depende de vosotros si denunciáis no será fácil, demostrar como salisteis de Tel Aviv. Con una acusación de espionaje sin ningún documento y como entrasteis en territorio español clandestinamente.

Un problema que seria considerable, Israel no es un estado que promueva las relaciones internacionales Si necesita algo, se mostrara extremadamente complaciente, en el caso contrario no mostrara mayor interés del puedas sentir por un indigente que se cruce por la calle…

Descubriré donde están Pilar y Pipi. He hablado con Joan y esta buscando a Cesar.

 

—Déjalo tu ayuda nos ha llevado a esta situación debimos habernos enfrentado a ti para que nos dejaras tranquilos. Seguramente ahora nuestra situación seria mejor. Ángel no dijo nada cuando Sergi se levanto de su silla para marcharse, sorprendido por repentina reacción, francisco siguió a su amigo.

Después de caminar durante más de diez minutos en silencio Francisco empezó a hablar

 

— ¿Crees que hicimos bien en no hablarle de Cesar?

 

—Ya lo conoces ha decidido quedarse con Esther sin pensar en las consecuencias, En el contestador decía que estaba bien que buscaría algún trabajo.

Dadas las circunstancias corre menos peligro en Israel que aquí con nosotros lo peor que le puede ocurrir es que lo encuentren y lo deporten.

***


Etiquetado en L1 03 Percepción

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post