Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye.

Publicado en por kaaba.over-blog.es

Haifa martes 8 de mayo.

Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye.

 

E

l segundo día comenzó en el polígono de tiro con el tiro apuntando o selectivo, pero no el tiro de precisión de galería sino desde posiciones de combate que ocupaban después de pasar cada uno como podía una pista americana. En principio, se colocaron de pie luego de rodillas, a una distancia de diez metros. Como siempre la forma de cambiar de posición se acompañaba de una previa revisión del arma y sin posiciones de relajación. Poco a poco se fueron aumentando las distancias a 20 metros siempre con correcciones continuas y alta exigencia por parte del instructor.

A continuación, el tiempo se dedicó al entrenamiento de las combinaciones de tiro rápido y lento es decir con dos blancos a cinco y veinte metros respectivamente. De lo que se trataba era de crear una responsabilidad del disparo, en otras palabras un tiro un muerto.

 

—No, esa no és una posición segura para el arma.....

 

—Si giras  tan forzado vas a tornar al inicio del movimiento. Esto no és el ballet.....

 

Después de efectuar ciento cincuenta disparos con sus correspondientes carreras giros revisiones del arma y halagos, merecidos o no; llego la hora de la comida.

Lentamente el grupo se acostumbraba a la nueva rutina después de todo no estaba tan mal pensaba Pilar que empezaba a aventajar a sus compañeros en el tiro de larga distancia. Pipi no era una excepción también estaba aprendiendo.

La tarde permitía descansar  las clases parecieron en principio el mejor lugar para dejar la mente enBUNGALOW.jpg blanco. Pero no resultó ser así. Efraín sabia captar la atención de sus alumnos  era difícil no prestar atención. Hoy continuarían con la teórica del lenguaje corporal.

 

—El objetivo principal de todo servicio de protección es rodear a la personalidad de una zona de seguridad donde estén neutralizados los peligros que le puedan acechar. Es muy importante la detección y prevención de posibles ataques a través de la lectura de los gestos.

Desde el cerebro algo pasa a los ojos, es como una chispa previsible que detona el fuego y es en mejor de los escasos avisos que recibiréis.

En los aeropuertos Israelíes tenemos una figura el selector, es una persona cuyo cometido exclusivo es mirar a los ojos a la gente y tratar de intuir posibles reacciones extrañas. En la detección de personas bomba es fundamental percibir las señales de que portan algo extraño y ajeno a su cuerpo, lo que altera el comportamiento.

***

Etiquetado en L1 02 Exodo

Comentar este post