Prologo.

Publicado en por kaaba.over-blog.es

Sueño, un sueño. Lo sé, fue sólo un sueño. Recuerdo todo aquello como una pesadilla en la que, desde fuera de mí, me veo yo misma avanzando sonámbula; por fuerza tuvo que ser un sueño. Puede ser. Si alguien me dijese esto, yo le diría que seguramente es verdad, no me importa. Además, los sueños son lo más mío que tengo y no pienso contarlos. Por que hay cosas que no son para ser sabidas por los demás.  No todo es para ser contado, y ni siquiera puede ser contado. A la gente le gusta conocer siempre lo mas turbio y oscuro, lo mas secreto, pero no siempre debe conocerse todo. Ya se ocupa la vida en su momento de mostrarnos las cosas que podemos ver, lo demás debe quedar oscuro. Dejarlo estar y no liarse. Es cierto que la vida es un cuento, pero hay cuentos secretos. O quizá no. Y no creo que, aunque  quisiera, pudiera contar exactamente lo que me ocurrió. No sabría. Sé lo que me ocurrió, lo sé porque lo he vivido. Aún más, lo sé mejor que cualquier otra cosa, conserva todo para mí una nitidez que nada de lo que vivo a diario tiene, estos días míos, esta vida mía de mujer adulta como cualquier otra. Mi vida es normal, sin embargo sé dentro de mí que yo no lo soy ya. Hay en mí cosas extraordinarias, y esa vida normal a la que he vuelto se ha transformado en vida viva, porque soy yo quien la alimenta. Y toda yo estoy recorrida por una savia, como sangre secreta, que es el fluido de los sueños. En mis sueños hay pesadillas, pero no me dan miedo; entré y bajé en mi propia pesadilla y sobreviví trayendo sus secretos, y ahora soy fuerte y dueña de mis sueños.  Además todos los sueños, también las pesadillas me fortalecen; son ellos los que llenan mi vida y los que han hecho que aprendiera a mirar a las personas. Siento como que estoy más allá de mi edad, más allá de la juventud y de la vejez, quizás infinitamente vieja. Como si hubiera dejado de ser mujer, como si ya no fuese humana. O como si ya le hubiera visto el rostro y el corazón a la vida.Pero no soy capaz de relatar lo que conocí.

 Quizá; si el propio sueño se contase a si mismo….

Dibujo.JPG

Etiquetado en L1 00

Comentar este post