KAABA Introducción: A los críticos.

A los críticos (De lectura opcional para los incondicionales):

 

La creación a partir de la nada es un ejercicio utópico. Nadie esta libre de la influencia cultural que adquiere a lo largo de su vida.

El creador profesional  sufre esa  influencia como un yugo que coarta su creatividad.  Desarrollar técnicas de camuflaje para que su obra no sea sospechosamente parecida a la de otro creador, forma parte de su formación como profesional.

La recombinación (Plagio) ha sido siempre clave para la evolución de los significados. La recuperación  de fragmentos de obras de otros autores, permite reexponer las ideas de aquellos que las crearon que de otro modo permanecerían obsoletas u olvidadas.

La metodología de la recombinación favorece la evolución de los métodos de comunicación de forma acorde  a la tecnología de nuestro tiempo.

 

En la vida diaria nunca nos comprendemos uno al otro ni existe la clarividencia plena ni la confesión total. Sabemos del otro por aproximación, por tanteos, por signos externos y eso basta para la vida social e incluso para la vida intima.

 

En este relato he  restringido  lo que es común en la descripción  de personajes en la que el lector de modo omnisciente tiene acceso a la conciencia de los protagonistas. Su intimidad no es exhibida, lo mismo que su vida interior o la totalidad de sus ideas. Los personajes manifiestan u  omiten en el texto su ideología por lo que el lector  accede a una descripción etopeyita parcial de los personajes.

 

El relato está construido siguiendo una polifonía textual: Generalmente toda novela es una red de voces que resuenan según las necesidades de los personajes.

Los diferentes registros discursivos o micro-relatos incrustados en el libro hacen a la no-univocidad de una única voz o única versión sobre la historia. Varios personajes se combinan armónicamente para hablar de lo mismo desde distintos enfoques de textos humanísticos que abordan aspectos de la conducta y el conocimiento humano.

Visiones cambiantes según el punto de vista adoptado, que pueden converger o no, pero en conjunto, constituyen un “todo”. Visiones no siempre coincidentes, a menudo divergentes. Cada una de ellas puede diferenciarse de las restantes no sólo por lo que sabe, sino por cómo lo dice y por el tono de su voz. Se multiplican los enfoques, cada uno corresponde a una verdad. La conclusión la deduce el lector. Diferentes narraciones  de un mismo relato.

 

Estos textos no aspiran a la complacencia. El lector no va a ser conducido por un estrecho sendero hacia el inevitable desenlace final.

El autor se limita mostrar algunos rastros para que puedan ser seguidos. Este relato esta lejos de ser coherente.

¿No será mejor atribuir las incoherencias a un pensamiento inseguro de sí mismo, porque aborda un misterio del que desconoce los elementos de solución?

 

Francmasones, Jesuitas, Illuminati de Baviera, Rosacruces, Templarios o Thuleanos han dado testimonio, a través de las circunstancias más plurales, de una presencia invisible y decisiva, sin la cual los muchos acontecimientos se condenan a permanecen opacos y desconectados de toda virtualidad explicativa, sin olvidar los Servicios Secretos, los grupos económicos de presión o los representantes del Crimen Organizado.  

 Desde el principio de los tiempos el hombre ha estado luchando contra su mayor enemigo "la oscuridad"  y dia a dia durante cientos de miles de años intenta apartarse de ella.

El lector interpreta los textos. Su pensamiento fluctúa, se rectifica y se corrige según su criterio moral y cultural, avanza paso a paso entre las cartas, relatos breves y situaciones que provocaran en la mente del lector,  la creación de un personaje moral intangible pero presente. El verdadero protagonista de esta novela.

 

***