KAABA Prologo.

E

l propósito de esta Escritura es renovar  revelaciones anteriores y restaurar la verdad, despertar la conciencia e iluminar la mente de los hombres.

Dios se revela en la forma de un hombre corriente para enseñar a todos los hombres, instruidos y no instruidos, su auténtico mensaje.

Este Libro es único. Su orden y contenido no es comparable con nada antes escrito. La autenticidad de la revelación gradual de sus pasajes responden a los planes y la voluntad del Creador,

En su obra Dios acepta al hombre como es y le exhorta a convertirse en lo que a de ser. No estigmatiza al hombre como criatura desamparada o sin esperanza, a la que condena del nacimiento a la muerte, sino que le muestra como: un ser noble, honorable y digno; que posee una verdad individual digna de ser revelada. La peculiaridad de la Kaaba es que sus instrucciones se dirigen al bienestar general del hombre y se basan en las posibilidades que éste tiene a su alcance.

La lectura de La Kaaba actúa en tres dimensiones principales: Hacia dentro, penetra en los rincones más recónditos del corazón y alcanza las mayores profundidades de la mente. Se dirige al saludable cultivo del individuo desde su interior, llegando mucho más lejos que cualquier otro sistema legal o ético.

La función hacia fuera de La Kaaba abarca los caminos de la existencia y los principios de todos los asuntos humanos, desde los puramente personales hasta las más complejas relaciones internacionales.

 En su función hacia arriba la Kaaba se centra en lo que fue, lo que es o lo que será, debe analizarse y verse a través de este enfoque, la presencia activa de Dios en el Universo. No caben pretextos para el aislamiento o el retiro pasivo de la vida. Es una abierta invitación al hombre para que se incorpore realmente, en la tierra. Abriendo nuevos horizontes de pensamiento. La meta definitiva del hombre es la revolución contra las tendencias populares del pensamiento humano y las doctrinas religiosas, una revolución cuyo objetivo es liberar a la mente de la duda, al alma con creces entre todos los que han recibido raciocinio y entendimiento del pecado, y liberar la conciencia de su esclavitud.

La lectura de la Kaaba no es simple. Es un eficiente detector de la soberbia. Es exigente, y sus demandas son recompensadas.